¿Qué pasa si eres comercial?, ¿cómo fichar si no estamos en la oficina?

Qué pasa si eres comercial a la hora de fichar
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Filament.io 0 Flares ×

Es, quizás, una de las dudas más recurrentes a la hora de hablar de cómo llevar a cabo los registros horarios. Aquellos que, como es el caso de los comerciales, no hacen un horario fijo o no pasan por la oficina, pueden tener sus reservas de cómo y cuándo llevar a cabo los registros de horario obligatorios adaptándose a todos los supuestos que dicta la norma.

Lo primero es aclarar que ningún trabajador está exento de fichar. La ley solo contempla algunas excepciones como el caso de mandos intermedios o altos directivos cuyo sueldo, capacidad de decisión y posición en la empresa, justifique que no sigan un horario concreto y un número de horas contractuales.

Para los restantes, ni tan siquiera personal externo o subcontratado, se “libra” de la obligación. Casos como personal de limpieza, seguridad, mantenimiento, etc., deben justificar su horario a través de la empresa que subcontrata (y no la matriz). Estas cuestiones nos llevan a plantearnos ciertas preguntas como ¿qué pasa si eres comercial?, ¿cómo fichar sin pasar por la oficina? 

Qué pasa si eres comercial: supuestos para cumplir la ley de registros

Lo primero que debemos tener claro es que el trabajo a distancia se establece como una relación laboral ordinaria o común, dado que esta modalidad solo cambia la forma de ofrecer el trabajo, sin que ello afecte a los derechos u obligaciones contemplados en el Estatuto de los Trabajadores.

Esto quiere decir que un comercial tiene los mismos derechos y obligaciones que se contemplan para sus compañeros “oficinistas” o incluso quienes se acojan al modelo de teletrabajo, que se encuentran con las mismas peculiaridades.

Entre estos derechos y obligaciones, también se incluyen los derivados del registro de jornada: tanto a la hora de reflejar el horario de entrada y salida, como el que se realicen las horas estipuladas por contrato.

Principales dudas si eres comercial respecto al control horario

La principal es cómo demostrar el horario de entrada y el horario de salida. Al no estar en la oficina o no siempre comenzar su jornada desde ésta, sistemas como el registro por tarjeta o huella dactilar no aplica.

Por otra parte, el momento de comienzo de la propia jornada también genera dudas: en casos como el teletrabajo, éste coincidirá con el horario del resto de compañeros con el que compartan contrato, tan solo cambiando la circunstancia de no estar en la oficina presencialmente. En casos como los comerciales, visitadores, repartidores, personal de mantenimiento, etc., existe la duda de: ¿cuenta el desplazamiento hacia el lugar donde se realiza el trabajo como jornada, o ésta no comienza hasta el momento de llegar al primero de los clientes?

Ante esta cuestión, tanto la Audiencia Nacional como el Tribunal de Justicia de la Unión Europea se han pronunciado mediante sentencias indicando que la jornada laboral de los implicados, comenzaría desde el mismo momento que abandonan el domicilio con la intención de realizar su trabajo, de la misma forma que se contemplaría la misma situación si, en vez del domicilio, se iniciara el trabajo desde una oficina.

Cómo registrar el horario si eres comercial

Con el dictamen de los dos órganos superiores, la cuestión del momento en el que se inicia la jornada laboral queda resuelto, pero ¿cómo fichar si somos comerciales, visitadores, etc.?

El único inconveniente para llevar a cabo el registro es el “físico”: no poder encontrarse en un punto concreto a una hora concreta para poder demostrar el comienzo de sus jornadas laborales. Por esta razón, el sistema de registro de jornada que debamos adaptar a la situación no debe basar su funcionamiento en el registro estático.

Por este motivo, los registros vía móviles resultan la mejor opción, al permitir que se pueda indicar horario de entrada / horario de salida desde cualquier lugar. Sistemas de registro de jornada y control horario como Tamtam Basic permiten que, a través de una llamada telefónica que se realiza siempre desde un mismo terminal (como podría ser el móvil, de empresa o no, del propio comercial), el trabajador pueda indicar sin coste adicional ni realizando otras acciones, el momento en el que empieza y finaliza su trabajo.

Este sistema no es exclusivo para personal externo, tele-trabajadores o comerciales, visitadores, etc.: este mismo sistema se integra para que el restante de trabajadores de la empresa sigan el mismo procedimiento. Todos estos datos de registro se almacenan en el software y ofrece la información de las entradas y salidas de cada trabajador detallada tal como Inspección de Trabajo exige en caso de revisión.

Cumple con los requisitos de la normativa legal con Tamtam Basic