El abuso de las horas extras a debate: ¿se deben o no se deben registrar?

El control de horario laboral a debate
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 0 Filament.io 0 Flares ×

Sentencias cruzadas entre la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo, multas planteadas por Inspección de Trabajo… el tema de las horas extras, sean remuneradas o no, ha pasado de la esfera laboral a la legal creando un interesante y palpable debate sobre cómo se deben regular.

La reciente crisis económica sufrida y el abuso de ciertas prácticas laborales ha fomentado que en los últimos años, la realización de horas extras (muchas de ellas sin remunerar) hayan crecido exponencialmente.

Este escenario ha propiciado que se hayan tenido que plantear cuestiones legales que regulen la situación e imponga multas a todas las empresas que incumplan con lo pactado en sus relaciones contractuales con sus empleados y con los márgenes legales existentes.

 

Escenario legal actual: ¿cuántas horas extras están permitidas?

 

Previo a entrar en el estado del debate que Audiencia Nacional y Tribunal Supremo mantienen sobre la obligación del registro de las horas de trabajo mediante software de control presencial, debemos hablar del estado legal actual en firme por el cual se inicia este debate.

Actualmente, por ley, se fija un límite por el cual se permite la realización de 80 horas extras remuneradas al año, no pudiéndose realizar éstas entre menores de 18 años o en jornadas de trabajo nocturno.

Esto quiere decir que toda empresa que exceda las 80 horas extras por trabajador a jornada completa, debe por imperativo legal, proceder a la contratación de un empleado que supla esas deficiencias o no conceder más horas extras a ese empleado, incurriendo en una ilegalidad si le obliga o si le permite que continúe ejerciendo su trabajo fuera del horario marcado por contrato.

 

¿Por qué hablamos de una necesidad de control de horario laboral?

 

Debido a la crisis vivida desde 2008, muchas empresas redujeron la contratación o prescindieron de sus empleados, teniendo que cubrir la carga de trabajo con la plantilla disponible a la que, en muchas ocasiones, se le demandaba la realización de horas extraordinarias.

Esta situación se sostuvo en el tiempo, alcanzándose con creces los límites legales de las 80 horas anuales y creándose un estado de descontrol mediante el cual apenas se conocían con exactitud cuántas horas extras llegaba a realizar cada trabajador en el mejor de los casos, y cuántas quedaban sin remunerar en el peor.

 

Número de horas extras pagadas y no pagadas en el segundo trimestre de 2016 relativos a control de horario laboral, comparadas con el mismo periodo de 2008, previo a la crisis

Fuente: Valor Afegit. TV3.

 

Tal como podemos apreciar en el gráfico obtenido del programa de la TV3 “Valor Afegit”, que en su emisión del 29 de marzo de 2017 abordaba este mismo tema en profundidad, en el periodo de 2008 a 2016, se pasó de pagarse 6 millones de horas extras a tan sólo 2,8 millones.

Esta situación se hizo especialmente notar en sectores como el comercio, la banca y la hostelería, siendo estos tres sectores también de los más vulnerables dentro de la crisis.

 

 

Número de infracciones en el segundo trimestre de 2016 relativos a control de horario laboral

Fuente: Valor Afegit. TV3.

 

¿En qué estado “legal” se encuentra el debate sobre el control de presencia laboral?

 

Todos estos datos y la situación de descontrol y falta de precisión entre lo que los empresarios declaran como horas contratadas y las horas reales que se trabajan y remuneran, llevaron recientemente a Inspección de Trabajo y sindicatos a mover ficha en el asunto y pretender regular la situación.

La maquinaria “reguladora” se puso en marcha sobre todo a partir de las sentencias de la Audiencia Nacional a favor de los trabajadores de Bankia y Banco Sabadell, instituciones que fueron obligadas a finales de 2015 a controlar mediante software las horas trabajadas por sus empleados, al haber dado señales estas dos entidades de malas prácticas en cuanto a la imposición de horas extras a sus trabajadores.

Estas malas prácticas no son exclusivas de Bankia y Banco Sabadell, y se tratan de procedimientos habituales que van más allá de alargar la jornada de trabajo, como programar cursos de formación, reuniones empresariales y otras actividades laborales fuera del horario contractual, hecho que fue denunciado por los sindicatos y dio pie a un incremento de las inspecciones y a una modificación de la ley por la cual se obliga a toda empresa a contar con un sistema de control y registro de las horas de trabajo, sea el trabajador contratado a tiempo parcial o completo.

 

Porcentaje y número de infracciones en los primeros 9 meses de 2016 relativos a control de horario laboral

Fuente: Valor Afegit. TV3.

 

Este incremento de las inspecciones, promulgadas por los principales sindicatos de trabajadores, no va tanto destinado a remunerar a los trabajadores por las horas extras o “castigar” a las entidades que las impongan, sino poner sobre la mesa de cada empresario, las herramientas y las circunstancias por las cuales debe contratar a más personal antes que exigir que se cubran las deficiencias con la plantilla existente.

Pese a la buena intencionalidad de estas medidas, las elevadas sanciones (que en algunos casos alcanzan los 187.515 euros) y la prohibición de autorregular la gestión de las horas extras, han ido en contra de los intereses propios de las entidades inspeccionadas y de varios representantes empresariales, que alegan que la legislación aprobada tras la sentencia de la Audiencia Nacional acababa con la flexibilidad y el sentido de responsabilidad laboral.

Por esta razón, la causa fue elevada al Supremo, quedando actualmente en suspensión a la espera de que se resuelva definitivamente, por lo que el debate por el abuso de las horas extras sigue más vivo que nunca.

 

Aprobación del Congreso de los Diputados de la reforma sobre control de horario laboral

 

TamTam Basic y el control de horario laboral

 

El papel de los sistemas de control y registro de jornada laboral dentro de todo este intenso debate, consiste no sólo en poder ofrecer de forma legal a los Inspectores de Trabajo los datos mediante los cuales una empresa puede demostrar que no ha infringido la ley pendiente de aprobación, sino también brindar de una forma sencilla y sin más complicaciones que mediante el control telefónico, las herramientas necesarias al empresario para que no le quepa duda alguna que está cumpliendo con todos los requisitos actuales y por demandar de los inspectores de trabajo.

TamTam Basic no sólo responde a posibles imperativos legales, sino que es un método eficaz para que empresarios y empleados puedan ajustar sus necesidades con flexibilidad, evitando tanto el absentismo laboral como el abuso de las horas extraordinarias.

Para más información sobre este interesante debate sobre las horas extras, puedes consultar el programa emitido en TV3 o contactar con TamTam para que te pueda ofrecer un sistema a medida de tus necesidades y sin cuota fija mensual.

 

Cumple con los requisitos de la normativa legal con Tamtam Basic

El abuso de las horas extras a debate: ¿se deben o no se deben registrar?
1.57 (31.43%) 21 votes